Claves para un e-commerce más eficiente

Negar la popularidad del e-commerce en estos días es prácticamente una locura. El número de negocios tradicionales y retailers clásicos, aquellas tiendas que no tienen ni venden su mercadería vía web, que está volcándose hacia las plataformas de venta online continúa en franco aumento, en un salto que les está permitiendo aumentar sus ventas de forma llamativa.

Muchas tiendas ingresan a las ventas online con cierta timidez, esperando generar entre un 2% a 5% de sus ventas totales por este canal, pero una vez dentro se dan cuenta que en realidad, el negocio está ahí: el ecommerce les puede llegar a generar un crecimiento que inclusive llega a superar las ventas en sus tiendas físicas.

E-commerce más allá de la web

Desde luego, tener un espacio web idóneo y realizar un SEO adecuado ayudará a quetu marca establezca su site como el espacio ideal para tus clientes realicen las compras de sus productos favoritos a través de la plataforma de ecommerce con la que cuentes. Este soporte ese básico ya que sin las herramientas necesarias para mantener optimizados tu página, la experiencia de compra puede convertirse en una acción que termine desanimando a quienes lleguen a ti.

Beneficios de un e-commerce

1. El comprador opta por comprar un producto online porque no quiere emplear su tiempo en ir a una tienda a buscarlo y hacer cola para pagar por el mismo. De la misma forma, espera recibir su producto en el menor tiempo posible, y a estas alturas, la demanda hace que se haya pensado en algunas opciones para que esta situación se resuelva de la manera más efectiva y rápida posible (una de ellas fue la del recojo en tienda).

Startup Stock Photos

Como suele sucede, los líderes suelen mostrar el camino a seguir. Amazon, la potencia mundial de comercio electrónico, ya ha empezado a hacer entregas a domicilio de las compras realizadas en su portal en un tiempo de una a dos horas luego de haber realizado la compra, extendiendo este servicio a New York, Miami y Baltimore. La entrega en 2 horas no tiene ningún costo, pero si la quieres en apenas 60 minutos, tendrás que agregar 8 dólares al precio de compra final.

2. Y aquí entramos en otro aspecto importante para la dinámica entre el ecommerce y los consumidores: el precio. Muchas veces, aquello que desanima a un cliente potencial adquirir un producto es un cobro excesivo, sea por un ítem que también pueden encontrarlo en otra tienda (así esto signifique que tengan que darse el tiempo para ir a visitarla) o por un costo elevado del servicio de delivery.

Lo cierto es que en cuestión de costos, la personalización de precios es una tendencia en el ecommerce que se verá reforzada en los meses venideros. Precios más flexibles, de acuerdo a la ubicación o el tamaño de la tienda (frente a la de un competidor de mayor escala), a la edad de los consumidores, o la temporada del año (sobre todo para locales de moda y afines), serán los que se impongan y atraigan a mayores consumidores online. Además, cambiar un precio en tu plataforma de ecommerce es mucho más sencillo que ir tienda por tienda, estante por estante, para cambiar la etiqueta de precios.

Fuente:

Smartec